He descargado todos mis datos de Tinder: qué dice saber (y no saber) la app sobre mí

0
65


Soy geek, millenial y me da pereza ligar fuera de las redes sociales. Es el principal motivo por el que he usado Tinder en tiempos de pandemia y, con algo de suerte, he logrado encontrar pareja allí. Sin embargo, también me he preguntado cuánto sabe la red social sobre mí, ya que no es poca la cantidad de datos que hay que regalarle para abrir una cuenta.

Para responder a esto he descargado un informe con todos los datos que Tinder tiene sobre mí o, al menos, a los que me deja acceder. Desde el proceso de pedirlo hasta descifrar todos los datos que incluye, voy a contarte todo lo relativo a la información que Tinder permite descargar a sus usuarios.

Lo que pides y lo que te llega

Pedir un informe con tus datos a Tinder no es difícil, pero no se puede hacer desde la aplicación. Debemos acceder a un apartado específico para esto dentro de la sección de cuenta en Tinder web. Tras introducir nuestro número de teléfono, cuenta de Facebook o de Google (según hayamos creado la cuenta en Tinder), accederemos a un sencillo panel con un “download my information” como protagonista. Tan solo hay que darle y esperar a que llegue el informe al correo.

En mi caso ha tardado un par de días y ha llegado a spam, así que ojo por si no lo ves en recibidos. Indicar también que mi perfil fue creado con número de teléfono, por lo que no hay cruce de datos con Facebook.

En Xataka Móvil

Cómo descargar un informe con todos tus datos de Tinder

“Hola. Gracias por contactar con el equipo de privacidad de Tinder. Nos comprometemos a proteger sus datos y su privacidad, así como a proporcionarle acceso a la información que nos ha proporcionado. Puede descargar una copia de la información de usuario haciendo clic en el siguiente enlace. Tenga en cuenta que, por razones de seguridad, este enlace expirará en 24 horas. Para abrir sus datos de usuario, descomprima el archivo descargado, abra la carpeta y haga doble clic en el archivo index.html. Esto abrirá una página web con sus datos de usuario. No se necesita una conexión a Internet para ver esta página, pero se recomienda verla en un ordenador de escritorio. Es posible que su dispositivo móvil no pueda abrir el archivo”.

¿Qué envía Tinder exactamente? Un correo electrónico con una copia de mi información de usuario accesible mediante un enlace que permite descargar un .zip. El mensaje asegura que el enlace expira en 24h, algo que no es cierto, al menos mi caso. He podido acceder al enlace durante más de una semana sin problema alguno.

Tinder nos envía un zip con tres archivos: un json (texto) con toda la información, un index.html para acceder a dicha información offline y una carpeta con fotos de perfil recientes

Para descargar el archivo es necesario identificarse de nuevo. Una vez hecho, se recibe un archivo .zip, en mi caso de algo más de 5 megas. El archivo se llama ‘myData’ y contiene un archivo de texto .json, un index.html para acceder a la página con los datos sin necesidad de conexión y una carpeta llamada ‘your photos’ con las actuales fotos de perfil (no contiene las que has tenido anteriormente).

Tu información personal

Al acceder al index.html lo primero que veo es que tiene 10 apartados: user, media, messages, purchases, spotify, usage, campaings, experiences, rooms and interactions y ccpa info. Aunque tu cuenta esté en español, toda la información está en inglés. El primero de estos apartados, ‘User Page’, es donde se aglutinan los datos que he proporcionado a Tinder. En primer lugar aparecen los datos de configuración de perfil, es decir, mis filtros de edad, fecha de nacimiento, correo electrónico, género, trabajo y demás.

Del mismo modo, aparecen los datos relacionados con la ubicación en Tinder (algo que he autorizado para que funcione la app), como el código postal, provincia, ciudad, coordenadas y demás. Por último, se muestra la plataforma en la que me registré por primera vez (iOS), así como mi ID telefónico: el número con el que me registré.

En el apartado “media”, al igual que en la carpeta de fotos que se incluye en el zip, están mis fotos de perfil actuales, sin rastro de las que subí hace meses. Estas fotos se pueden descargar desde la propia página offline, simplemente dándole a ‘guardar imagen como.’

Los mensajes que has enviado (no los que has recibido)

Soy un soso y de esta conversación salió mi actual pareja. Hay esperanza en el ligoteo por internet. ❤

En la página de mensajes aparecen los mensajes que he enviado, sin rastro de las contestaciones de los matches. Se indica el número del match y el mensaje con su fecha completa y hora. Es posible ordenar los mensajes por más recientes o más antiguos, para poder qué le enviamos a los primeros matches.

No hay rastro de los mensajes que nos han mandado, ni siquiera los nombres de las personas que los mandaron, tan solo el número de match

Recordar aquí que Tinder envía un informe con mis datos, no los de mis matches, por lo que era de esperar que no se descargase una copia de seguridad con los mensajes que me han enviado. Tampoco hay enlaces de ningún tipo a los perfiles con los que he hablado, ni siquiera el nombre de los mismos. No hay forma de saber con quién he hablado.

En Magnet

Hay quien juega al Fortnite y hay quien pasa las horas en Tinder: la adicción al matchmaking

Información sobre cuenta premium, Spotify y experiencias

El siguiente apartado es de compras, en el que tan solo se mostrará información en caso de tener un plan de pago. En mi caso he utilizado Tinder Plus, por lo que se indica que tengo el plan activo, de cuántos meses es y cuándo expira.

La información que Tinder guarda sobre Spotify es relativa a las canciones que vinculamos, no a detalles sobre nuestro perfil en este servicio

Tinder guarda también mis datos sobre preferencias de Spotify. No tengo la cuenta conectada (por ello aparece ‘Spotify_connected:false’), pero sí que tengo una canción añadida. En mi caso aparece el nombre e ID de la canción, ID del álbum e incluso las dimensiones de la portada. Se facilitan también varias URL hacia el tema, su vista previa y enlace a la portada. Lo importante aquí es que la información que muestra sobre Spotify es relativa a la canción, no a mí.

En Genbeta

Lo que el confinamiento no se llevó: las apps de ligar se disparan con nuevos tipos de citas

Tras este apartado hay una página que muestra toda la información cuantitativa acerca del uso con la app: veces que la he abierto, likes diarios, dislikes y demás.

Veces que he abierto la app al día
Swipes para hacer like
Swipes para hacer dislike
Matches del día
Número de mensajes enviados
Número de mensajes recibidos

Por último tenemos los apartados de “campañas”, “experiencias” y “rooms”. Estos hacen referencia a los distintos eventos, quedadas y demás que realiza Tinder por el mundo, los cuales nunca han tenido protagonismo en España. En mi caso, estos apartados aparecen vacíos y, si has usado la aplicación en España sin ir más allá de hacer matches y hablar con gente, te sucederá lo mismo.

Qué dice la política de privacidad de Tinder

Aunque ya sé que el informe de datos que brinda Tinder a los usuarios queda bastante lejos de, por ejemplo, el de Facebook que contiene todos nuestros datos, he revisado al detalle la política de privacidad del servicio, para saber exactamente qué datos recopila Tinder, ya que el informe no tiene por qué incluirlo todo.

Tinder es bastante transparente en su política de privacidad y no me he encontrado sorpresas desagradables al analizarla. He recopilado algunos de los puntos que conviene conocer, ya que no vienen reflejados en el informe ni en ningún apartado al abrir la app.

Tinder puede enviar nuestras imágenes a su servidor para procesarlas. Aseguran hacerlo para detectar contenido “especial” o “sensible”.
Tiene acceso los chats y contenido de los mismos
Si abrimos la cuenta con Facebook, Tinder tiene acceso al usuario y contraseña, amén de a datos personales que hemos rellenado en Facebook.
Siempre que demos permisos de geolocalización, Tinder puede usar el GPS, Bluetooth o WiFi para localizarnos incluso en segundo plano.

Tinder dice tener “poca” información sobre nosotros, en resumidas cuentas. Los únicos datos sensibles a los que supuestamente puede acceder se los proporcionamos nosotros, como el nombre, edad o dirección (algo con lo que le podemos engañar sin problema alguno).

Los mensajes de nuestros matches, así como su identidad digital parecen estar a salvo, no hay cruce de datos con otras apps si no hacemos vinculación con Facebook y, quizás los puntos a tener en cuenta son la agresividad en la geolocalización (necesaria para que se nos muestre en la app 24h) y el derecho que se reserva Tinder de acceder a nuestras conversaciones aunque, sobre el papel, esto último tan solo apunta a ser una medida de seguridad.

– La noticia

He descargado todos mis datos de Tinder: qué dice saber (y no saber) la app sobre mí

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Ricardo Aguilar

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here